Bufandas de ganchillo

Las bufandas son ese accesorio que toda mujer (¿y por qué no? todo hombre) debería tener en su armario sobre todo si se trata de bufandas de ganchillo. Porque las bufandas de crochet son diferentes, son artesanas, de calidad y están hechas con mucho mimo.

No solo te servirán para abrigarte y no pasar frío, las bufandas de ganchillo aportarán a tu look un toque de personalidad y de color.

Ya tienes tu bufanda de ganchillo nueva y te apetece muchísimo estrenarla. Hay un montón de maneras de usar una bufanda de crochet. A continuación te mostramos algunas maneras de llevar una bufanda de ganchillo. ¡Te vas a ver súper elegante con tu nueva bufanda de crochet!

¿Las bufandas de crochet son unisex?

Aunque muchos hombres no las ven como un accesorio para ellos, las bufandas de crochet sí son aptas para hombres. Eso sí, los colores y las texturas ya dependen de lo atrevido que sea uno.

Por qué usar bufandas de ganchillo

La función fundamental de las bufandas es cubrirnos el cuello del frío. Suele ocurrir que aunque vayamos muy abrigados, si no tenemos cubierto el cuello parece como que no estamos bien resguardados del frío.

Como os decía, esa es la finalidad de las bufandas de ganchillo, protegernos del frío. Pero otro propósito no menos importante es complementar nuestro vestuario. ¿Qué sería de nuestros looks sin esas bufandas de crochet que nos aportan color, textura y el toque de personalidad que buscamos?

Toma nota porque aquí te damos ideas de bufandas de ganchillo que no te van a dejar indiferente:

bufanda crochet famosas

bufandas ganchillo niños

bufandas ganchillo modernas

bufandas ganchillo mujer

bufandas crochet mujer

bufandas crochet infantil

bufandas crochet hombre

bufanda ganchillo hombre

bufanda de ganchillo

bufanda crochet hombre

3 maneras de llevar bufandas de ganchillo

  1. Dobla tu bufanda de crochet por la mitad, colócatela alrededor del cuello e introduce las puntas a través del pliegue. Ajústatela cómodamente y olvídate de pasar frío.
    bufandas de ganchillo
  2. Nudo Simple. Ponte la bufanda de ganchillo alrededor del cuello y átatela con un nudo simple en el centro. Deja que los extremos cuelguen. Esta forma de colocarte la bufanda alargará tu figura y te hará parecer más alto/a.
    bufandas de crochet
  3. Envuelve tu bufanda de crochet alrededor de tu cuello dejando que ambos extremos cuelguen hacia abajo. Aflójala o aprieta la la bufanda hasta que se te sientas cómodo/a.
    bufandas a ganchillo

Así que la próxima vez que te preguntes cómo colocarte una bufanda de ganchillo, ya no tienes excusa porque en este post te damos las claves para lucirla como toca. Recuerda que las bufandas de crochet son increíblemente versátiles. Sirven tanto para un look más desenfadado como para un look más formal.

¿Has vistos ya nuestras propuestas para mantas de ganchillo a la última?